Entrada destacada

NOTAS DE CORTE listados provisionales

Octubre 2018. ABAU EXTRAORDINARIA: Séptimo plazo de matriculación del 5 al 9 de octubre Último plazo de matriculación del 11 al  17 ...

viernes, 19 de octubre de 2018

Sociopatía: un trastorno de la personalidad

Son personas como nosotros, que actúan como nosotros y caminan entre nosotros sin ser detectados. Puede ser tu compañero de trabajo, tu vecino o incluso tu tío…

 Sociópata

El retrato de un Sociópata guarda muchas semejazas con las de un psicópata. En los medios de comunicación suele parecerse más una caricatura de un delincuente que a una persona real. Todos parecen disfrutar de violar la ley e ir matando gente por puro placer.
Pero en realidad un sociópata no es alguien que vaya cometiendo delitos allí donde va...

Hay una diferencia básica entre un sociópata y alguien que no lo es. Esa diferencia es la conciencia. El sociópata no tiene conciencia, no siente remordimiento ni culpa.
En el año 2005, la psicóloga Martha Stout escribió un libro innovador, “El sociópata de la puerta de al lado”, en el que se afirma que 1 de cada 25 estadounidenses comunes, en secreto, no tiene conciencia.
Sí, es un pensamiento aterrador, sobre todo porque la conciencia no es visible y puede ser falsificada. Para hacerlo aún más difícil, los sociópatas son excelentes actores. La investigación sugiere que los sociópatas no poseen las emociones básicas tales como el amor, la calidez, cercanía genuina o la responsabilidad.
Pero sí saben exactamente cómo interpretar la culpabilidad, el cuidado o el amor. Lo cierto es que incluso a los profesionales de la salud mental les puede resultar muy difícil identificar a un sociópata. A menudo se confunden con el Trastorno Narcisista, el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) o el Trastorno de la Personalidad Antisocial (TPA).
En general, existe un cierto solapamiento entre estos tres tipos de personalidad. Aunque en realidad todos ellos son bastante diferentes uno de otro. Sobre todo porque las personas con personalidades Narcisistas y TLP sí son capaces de sentirse culpables.
Entonces, ¿cómo se puede saber si estamos tratando con un sociópata? Afortunadamente, hay algunos marcadores importantes que podemos tener en cuenta.

Las 12 características de un Sociópata

Se comporta de formas dura y / o cruel…

y luego no muestra ninguna reacción, actúa como si nunca hubiera pasado. Un sociópata está dispuesto a herir a quien sea y en cualquier momento si con eso logran sus objetivos. Desgraciadamente, es por eso que muchos de ellos son personas con gran éxito, pues no sienten remordimientos tras “pisotear” los derechos de los demás.

Manipula a los demás…

ya sea directamente o indirectamente. Los sociópatas tienen una gran comprensión de la debilidad humana y disfrutan explotándola. Son capaces de manipular a otros para que hagan casi cualquier cosa. Se aprovechan de la gente débil y a menudo se alejan de las que son igual de fuertes que ellos. Van tras las personas inseguras o que buscan un sentido a sus vidas, porque saben que son blancos fáciles. Pueden llegar a dominar y controlar a una persona sin que ésta ni siquiera lo note. Les gusta tener el control de la situación y se incomodan cuando están cerca de gente con personalidad fuerte.

Miente constantemente…

ya sea sobre su pasado, lo que hace o deja de hacer, etc. se siente a gusto haciendo de su vida una mentira. De hecho, los verdaderos sociópatas se sienten incómodos cuando dicen la verdad.

Carece de remordimientos

Como ya hemos dicho, el sociópata nunca acepta la culpa de sus actos, errores o faltas. Su respuesta habitual es culpar a otro y ponerse en el papel de víctima. Si casualmente acepta la responsabilidad, lo hará por interés propio, de cara a la galería, pero no lo siente en realidad. Es tan manipulador que incluso su comportamiento puede indicar que realmente se siente culpable, y de esa manera engañar lo suficientemente bien a las otras persona como para restablecer la confianza perdida. Pero si prestamos la suficiente atención veremos que en realidad este comportamiento no es honesto y que además la idea de tomar las responsabilidades es algo inconcebible para él.

Muestra un encanto superficial

Los sociópatas son individuos que se muestran realmente encantadores, y es que saben cómo hacer que los demás se sientan especiales, cómo parecer divertidos, confiables e interesantes, para así lograr lo que desean. Poseen la capacidad de cautivar a casi todo el mundo, desde los más pequeños hasta los más mayores. Pero en secreto albergan fuertes inclinaciones antisociales, incluso pueden vivir aislados (sin sentirse deprimidos) durante días o semanas. Muchos de ellos son tan cautivadores que poseen un brillo personal e incluso con frecuencia irradian sexualidad. Así que si ves a una persona que es increíblemente encantadora a primera vista, pero su comportamiento en ocasiones te confunda o incluso atemorice, entonces es posible que estés frente a un sociópata.

Carece de emocionalidad

Un sociópata puede estar frente a un acontecimiento altamente doloroso y no mostrar la más mínima emoción (desprecio silencioso). Parecen inmunes a la ansiedad y a las preocupaciones. A menudo reaccionan con miradas frías y vacías. Incluso en situaciones de peligro o miedo muestran un aplomo y confianza fuera de lo común. Los estudios indican que los sociópatas no demuestran ansiedad frente a imágenes perturbadoras o cuando se les da pequeñas descargas eléctricas, mientras que las personas normales registran ansiedad y miedo ante estas situaciones.

Es muy inteligente

La mayoría de sociópatas poseen una gran agilidad mental y pueden tener facilidad en el estudio casi sin abrir un libro. Si se empeñan lo suficiente, pueden obtener calificaciones muy altas. Sin embargo, esta gente utiliza su inteligencia para manipular y herir a las personas en lugar de ayudarlas. Su inteligencia extrema es, en parte, lo que los hace tan peligrosos, ya que a menudo van varios pasos por delante de los que tratan de descubrirlos y de este modo son capaces de cubrir sus huellas. Por desgracia, muchos de los más horribles asesinos en serie tenían cocientes intelectuales muy altos; motivo por el cual pudieron evadir a la policía durante tanto tiempo.

Posee un gran Ego

Por lo general los sociópatas son tremendamente narcisistas y creen que son las personas más extraordinarias del mundo. No les afectan las críticas y presentan delirios de grandeza. Están convencidos de que merecen que les sucedan cosas extraordinarias, además sin tener que esforzarse por ello. Podrían tener un punto de vista sobreinflado de sus propias capacidades, por ejemplo, pueden pensar que son cantantes de gran talento, cuando en realidad carecen de habilidades reales. En resumen, están seguros que son mejores que los demás.

Mira fijamente a los ojos

Los sociópatas suelen mantener durante mucho rato el contacto visual con su interlocutor, pues se sienten a gusto mirando fijamente a las personas para hacerlas sentir incómodas y lograr manipularlos. En sus memorias, “Confessions of a Sociopath” (Confesiones de una sociópata), M. E. Thomas habla de su táctica habitual de mirar durante mucho tiempo y de forma ininterrumpida a la gente para conseguir lo que quiere.

Tiene pocos amigos de verdad

Los sociópatas prácticamente no tienen amigos verdaderos. Pueden tener lacayos o personas que se encuentran a su alrededor para tratar de vivir a su costa, no posee conexiones significativas con las personas. Esto también ocurre con sus familiares. Suelen negar el contacto con los miembros de su familia. Esto puede ser debido a diversas causas, muchos han tenido una infancia difícil. En general hay una falta de conexión con el pasado.

No aprende de las experiencias

A pesar de lo inteligentes que son, es habitual que un sociópata no sepa encauzar su vida debidamente. A pesar de los castigos por sus malas acciones, el sociópata con frecuencia seguirá con el mismo comportamiento, sabiendo que si son cogidos se les castigará de nuevo. El ejemplo clásico es el violador que sale de la cárcel y viola de nuevo. Probablemente ningún castigo logre cambiar las costumbres de un sociópata.

Le gusta controlar

Los sociópatas cuando conocen a alguien suelen actuar con rapidez para estrechar lazos. Esto lo hacen para no dar la oportunidad a la otra persona de dar marcha atrás o de cambiar de opinión. Cuando tienen una relación romántica, el sociópata actúa con mucha intensidad, haciendo sentir al otro que verdaderamente es su alma gemela. Esto lo logra gracias a sus grandes dotes para “leer “a las personas y manipularlas, pudiendo decir exactamente lo que quieren oír. Querrá tener al otro para él solo/a en lugar de “compartirlo” con el mundo. Es una persona que tratará rápidamente de impedir que su pareja vea a sus amigos, ya que se sentirá amenazado por ellos. Inventará excusas y puede decir cosas como: “En realidad ellos no te comprenden como yo” o “No me dieron una oportunidad”, tratando de hacer pensar a la pareja que los demás no la aprecian lo suficiente y que por eso debería pasar más tiempo con él o ella.
Te puede interesar: Diferencias entre un psicópata y un sociópata

Pasos para protegerte de un sociópata

Estar en guardia

Ahora ya sabes lo que se puede y no se puede esperar del sociópata, si ves signos preocupantes en alguien que conoces, no seas su amigo.

Aléjate

Lo mejor es evitar a estas personas lo más que puedas. Si trabaja contigo o está dentro de tu círculo de amigos, es posible que no puedas evitarla completamente, pero trata de mantener tanta distancia como sea posible. Recuerda que un sociópata puede ser capaz de detectar tu distanciamiento y, como resultado, podría querer atraer aún más tu atención, de modo que mantente firme y decidido a pasar el menor tiempo posible con esa persona.

No le expliques nada de ti

Cuando trates con un sociópata, sé tan aburrido como sea posible, no les alegres el día. Los sociópatas se aburren con facilidad. Esto incluye no darles entretenimiento emocional. Mantén la calma cuando hables con uno de ellos y no te emociones o discutas. Si es necesario, simula que no tienes nada que el sociópata pueda querer: dinero, posesiones, etc. no le proporciones motivos para desear manipularte.

Imagina un límite entre ti mismo y el sociópata

Forma una imagen de esto en tu mente. Construye un muro que puedas ver en tu imaginación y que te protege. Todo lo que el sociópata diga o haga de forma hiriente, haz que rebote fuera de esta pared imaginaria.

No le excuses

No hay excusa para su comportamiento, así que no lo defiendas, en su lugar, hazlo responsable por sus acciones. Recuerda que es muy inteligente y que en cualquier momento tratará de aprovecharse de ti.

Fuente: Psicoactiva

martes, 16 de octubre de 2018

Emociona. Herramientas para trabajar las emociones

Si eres profesor, pedagogo, orientador, psicólogo, educador social, coach o te dedicas a la formación......ponemos a tu disposición diferentes herramientas educativas para que ayudes a las personas que te rodean a desarrollar sus competencias emocionales.

http://www.espacioemociona.com/herramientas-educacion/
 pincha la imagen para acceder

Fuente: http://www.espacioemociona.com/educacion/

jueves, 11 de octubre de 2018

Matemáticas y dislexia

Dislexia: características

https://www.superprof.es/blog/clases-de-mates-para-dislexicos/#dislexia-caracteristicas


En líneas generales, podemos identificar la dislexia como un trastorno que hace que la persona que lo padezca tenga dificultades para leer, escribir e incluso hablar. A veces se confunde erróneamente con otras dificultades de aprendizaje que provocan unos problemas parecidos, por eso es importante que se diagnostique correctamente.

Para ello, debemos esperar hasta los 8 años, aproximadamente, que es cuando los niños empiezan a leer escribir y, por tanto, es cuando podemos empezar a notar ciertas discrepancias.
Según el manual internacional  CIE-10, los disléxicos presentan dificultades para recitar el alfabeto, llamar a las letras por su nombre, clasificar los sonidos o incluso hacer rimas sencillas. Tienden a omitir, sustituir, invertir o añadir palabras en su lectura y les cuesta comprender los textos escritos.
La organización DISFAM (Dislexia y Familia) afirma que:
El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cuál el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos de materias como Conocimiento del Medio, porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.
La propia DISFAM cuenta con un protocolo de detección denominado PRODISLEX, que busca ayudar a padres y profesores a detectar lo antes posible si sus hijos o alumnos padecen este trastorno de aprendizaje.
La dislexia tiene que ser diagnosticada correctamente por un profesional. 


Es muy importante aprender a identificar la dislexia a tiempo.
Ante estas dificultades, lo mejor que podemos hacer es recurrir lo antes posible a la ayuda de un psicólogo o neuropsicólogo que haga un diagnóstico completo y determine si de verdad padece dislexia.

¿A qué nos referimos con que los disléxicos tienen dificultades de lectura? Pues a que «papá» lo leen como si fuese «appa» o que «mesa» se convierta en «meas».
De todos modos, la dislexia puede presentarse en múltiples variantes porque no todos los niños leen ni hablan de la misma manera.

Por un lado está la dislexia fonológica que es la que solemos identificar comúnmente como dislexia. ¿En qué consiste? Pues que a un niño con dislexia le podemos decir una palabra en voz alta y sabrá repetirla correctamente, pero si le pedimos que la divida en sílabas o sonidos, no sabrá cómo hacerlo.
De esta misma manera, también les cuesta relacionar sonidos con grafemas.
Por otra parte identificamos la dislexia superficial, que está relacionada con la fluidez de la lectura y la capacidad de los niños para deletrear las palabras y pronunciarlas fonéticamente. Para leer bien y con fluidez, debemos ser capaces de identificar las palabras sin necesidad de decirlas en voz alta (y, así, oírlas).
Por último podemos hablar de la dislexia profunda o mixta, que se da en aquellos casos en los que los procesos de lectura, fonología y visión están dañados. Los niños con este trastorno presentan graves dificultades para descifrar el significado de la palabra y tienen errores semánticos o paralexias, de modo que confunden palabras que pueden estar semánticamente relacionadas. Además, los que padecen este tipo de dislexia no entienden fácilmente las palabras abstractas, los verbos y los conectores.

 

Dislexia vs. Discalculia

Como hemos dicho anteriormente, es importante identificar la dislexia a tiempo y de manera correcta para asegurarnos de que la afrontamos de la mejor manera posible.
La discalculia es un trastorno similar con el que muchos la confunden. Sí, aunque el nombre no te suene, quizás en algún momento hayas podido pensar que los síntomas de la discalculia son síntomas de dislexia.

¿En qué consiste la discalculia?

La discalculia es un trastorno específico del aprendizaje de matemáticas por el cual quienes la padecen tienen dificultades para entender conceptos relacionados con números o con los símbolos matemáticos.

¿Qué problemas presenta una persona con discalculia?
  • Dificultad para aprender a contar.
  • Problemas para hacer cálculos sencillos.
  • Problemas para entender gráficos.
  • Dificultades para memorizar elementos de listas o números telefónicos.
  • Dificultades para aplicar las matemáticas a situaciones de la vida cotidiana.
Así, los niños con discalculia necesitan una enseñanza específica que refuerce su aprendizaje matemático. Necesitan aprender estrategias para resolver problemas matemáticos y un enfoque multisensorial (que describiremos más adelante) para entender los principios matemáticos y llevarlos a la práctica.
 Las dificultades de aprendizaje hacen que los niños tengan muchos problemas para avanzar en sus estudios.

Las mates frente a las dificultades de lectura y de escritura

Sea cual sea la dificultad del alumno, lo que importa es que este último se sienta cómodo en matemáticas, pero también en las otras disciplinas. En esta ocasión, es lo que va a acondicionar su interés por las mates.
La dislexia es una dificultad de aprendizaje de la lectura pero también de la escritura. Esta deficiencia va a afectar a los otros aspectos de la vida del alumno, como su capacidad de memoria, su concentración o aún más, su sentido de la organización.
Para asegurarse de enseñar bien las mates a una persona disléxica – ya sea un niño, un adolescente o un adulto – tienes que utilizar métodos de aprendizaje que incluyan  un enfoque multisensorial.
Esto va a ayudarles a desarrollar una verdadera consciencia de ellos mismos, así como a impulsar sus facultades cognitivas.
¡Todos los niños pueden aprender matemáticas!

El enfoque multisensorial

Este enfoque implica la utilización de varios de nuestros sentidos como la vista, el oído, el tacto y el movimiento.
¿Cómo hacerlo exactamente?

 

Un aprendizaje visual y sensorial

Para enseñar mates, es necesario que el aprendizaje sea lo más visual y sensorial posible.
Utiliza tarjetas en las cuales escribas una fórmula o un concepto en particular. Ilústralas, si es posible, con el fin de implicar a las capacidades motrices y auditivas.
Integra actividades lúdicas en el tiempo de aprendizaje: efectivamente, la capacidad de concentración es más reducida que en el caso de otro alumno, esto le va a ayudar a implicarse más en el proceso de aprendizaje.
Desde el punto de vista del alumno, este tipo de actividades le interesan más, son más gratificantes para él, tendrá un sentimiento de realización y ya no tendrá miedo a las mates.
Utiliza toda la gama de colores de manera intencionada: los índices visuales ayudan a las personas disléxicas a comprender lo que está escrito en una hoja de papel.
 Las nuevas tecnologías ayudan a fomentar un aprendizaje más visual.
El color se puede utilizar para escribir sobre un soporte como la pizarra, los números decimales se pueden escribir en un cierto color, mientras que la nota del alumno será de otro color (escoge otra opción al rojo, el cual conlleva una connotación universalmente negativa).

 

El empleo del tiempo

Las personas disléxicas tienen dificultades con la noción del tiempo por eso no pueden concentrarse durante mucho rato.
Se pueden distraer fácilmente por un elemento externo y si tienen que escuchar un largo sermón, un discurso o seguir un vídeo que dura más de 10 ó 15 minutos, su facultad de concentración cae rápidamente.
No hay que olvidar que los disléxicos también tienen problemas de memoria a corto plazo, lo que va a convertir el tomar apuntes y la comprensión de simples instrucciones en algo difícil.
Descubre seis formas de enseñar matemáticas a tu hijo en casa.

¿Cómo enseñar mates en estas condiciones?

Tómate tu tiempo y no te precipites por terminar la lección: deja tiempo a tu alumno para que copie lo que has escrito en la pizarra.
Es importante asegurarse de que el alumno ha asimilado bien las explicaciones antes de pasar al siguiente tema.
Repite las instrucciones tantas veces como él lo necesite, acompaña tus frases con palabras-clave que hayas repetido varias veces para que el alumno las entienda, las integre en su vocabulario y en sus clases de matematicas.

 Trabajar la concentración y la motivación

Haz pausas frecuentemente: la concentración, pero también el simple hecho de permanecer todo el tiempo sentado, es algo díficil para los disléxicos.
Necesitan moverse, alternar las actividades, por lo tanto, no dudes en pasar de una actividad a otra y de volver a la actividad de aprendizaje después.
Además, la dislexia solo es un freno en el aprendizaje. Una vez domine sus dificultades, el alumno puede progresar en mates muy rápidamente.
El alumno tiene que ser consciente de su margen de maniobra.
 ¡Nada es imposible!

Contar con los apoyos adecuados

Las personas disléxicas tienen problemas de memoria, sobre todo a corto plazo, es por lo que se recomienda darles información (con soportes visuales, a ser posible) que resuma las clases, los temas o el concepto sobre el cual trabajas.
Utiliza referencias visuales como los asteriscos, las viñetas o los números para llamar la atención sobre las informaciones evidentes. 

Trabajar en la organización y en la estructura

Para enseñar mates a una persona con dislexia, tienes que ayudarla con su organización y en la manera de estructurar sus clases particulares de matematicas y su forma de pensar.
Tendrás que crear  durante las clases lo que se llama modelos de organización y será necesario animar al alumno a que los lleve a la práctica en su casa, en su vida diaria.
  • Utiliza carpetas de cartón para diferenciar las clases y los temas, esto permitirá encontrar más rápidamente lo que se busca. En este punto, establece un código de colores para cada carpeta.
  • Respeta el programa diario: el disléxico tiene problemas para planificarse a corto y medio plazo, por lo que es preferible establecer un programa diario para que sepa lo que le espera. Cuelga el programa en la pared de su habitación si eres un profesor particular o en la clase para que pueda consultarlo los más regularmente posible.
  • Finalmente, considera la idea de que el alumno utilice un cuaderno de ejercicios o si no, una agenda, y hazle escribir los ejercicios diarios en su cuaderno.
 

Plantear otros recursos

Cuanto más multipliques los soportes y recursos, más cosas conseguirás hacer aprender a tu alumno con dislexia.
Si es posible, intenta animar la tutoría con otros profesores: tan bueno para el alumno como para ti, es una oportunidad de tener apoyo extra.
El alumno también tiene que poder compartir lo que vive, lo que aprende con otros alumnos.
Sobre todo, no hay que dudar en llamar a un especialista para que el alumno se sienta integrado con sus compañeros de todos los días.
También, numerosas herramientas tecnológicas son apropiadas para la enseñanza de una materia como las mates: juegos, tratamiento de textos, softwares de control de la voz, o incluso grabaciones digitales de voz.
La vieja escuela también es una solución. Existen muchos libros para progresar en mates. 


Trucos para enseñar mates a un alumno con dislexia

  • No propongas al alumno disléxico que copie las palabras como método de memorización.
  • En cada comienzo de clase, recuérdale lo que ha hecho y lo que ha visto en la clase anterior.
  • Divide todas tus instrucciones: preséntalas bajo forma de secuencias y no bajo forma de largas instrucciones. Deja siempre un rastro visual de diferentes tareas que hay que llevar a cabo.
Utiliza los colores para todo lo que inicies, el color ayuda a la memorización: propón el subrayar las palabras-clave, escribirlas en negrita, con el fin de resaltar lo importante de las clases de matematicas.
  • Vuelve de forma frecuente sobre los conceptos aprendidos los días anteriores para consolidarlos.
  • Distribuye los deberes: en lugar de que el alumno aprenda 3 teoremas en 15 días, fracciona este aprendizaje haciéndole aprender solo uno por semana y comprueba que lo haya aprendido correctamente.

Para ayudar a un disléxico a que aprenda mates, ayúdale a memorizar los elementos esenciales, dale la oportunidad de representar los acontecimientos principales a través de esquemas, de gráficos o de dibujos. Es necesario, poco a poco y con el aprendizaje, que el alumno realice sus propios apuntes, para que obtenga una verdadera ayuda para la memoria.
  • Al final de cada clase, anota los puntos esenciales de una manera simple en forma de palabras-claves o en la pizarra. El objetivo es el de extraer lo importante de la clase en algunos conceptos fácilmente localizables.

Lo vemos, enseñar mates a un alumno disléxico, sea cual sea su edad, no es tarea fácil, es por lo que la ayuda y la colaboración de un profesional pueden resultar muy útiles.
 Los padres pueden ayudar a sus niños con dislexia desde casa.
El profesor no invierte el mismo tiempo con un niño disléxico que con otro alumno, pero es con esta total  dedicación con la que se puede ayudar a hacer progresar a un alumno con dislexia.
Es muy importante, además de las competencias relacionadas con la enseñanza de las matemáticas, ver recursos y cualidades humanas: no te impacientes si el niño habla demasiado rápido puesto que el niño disléxico comprende de una forma más visual que los niños que no son disléxicos, es por lo que piensa más rápido y sus palabras se precipitan.
Cuanto más ayudes visualmente a un alumno con dislexia, más oportunidades tendrá de entender y  de retener: deja que utilice papel milimetrado o papel con líneas para escribir para que resuelva los problemas. Sobre todo, el papel con líneas para escribir le sirve para seguir un problema de manera horizontal o vertical, según el tipo de problema a resolver.
¿Por qué no optar por escribir en negro sobre papel de color como una hoja amarilla? Para el alumno, es más fácil comprender y leer de esta manera. 


¿Cómo ayudamos a un niño con dislexia?

Está claro que la dislexia es un trastorno complicado que dificulta enormemente el proceso de aprendizaje de quienes lo padecen. Ante esto, ¿qué podemos nosotros (como padres o profesores) hacer?
  • Ante todo, necesitamos informarnos en profundidad para entender bien a qué nos enfrentamos y armarnos de paciencia. Puede resultar frustrante intentar enseñar a un niño con dislexia, pero debemos recordar siempre que más frustrante le resulta a él ver cómo le cuesta tanto aprender.
  • Debemos ponernos en contacto con padres y/o profesores para saber de qué manera podemos ayudarle y si existe algún plan en los colegios para tratar estos casos (adaptaciones curriculares, software específico, etc.).
  • Los niños que padecen dislexia deben también entender en qué consiste su trastorno y cómo le puede afectar tanto a su aprendizaje como a su vida social. A fin de cuentas, los niños con dificultades de aprendizaje o con problemas de atención tienden a padecer otros trastornos psicológicos, como ansiedad o depresión.
  • Buscar ayuda. Ante trastornos de este estilo siempre nos podemos valer de la ayuda de auténticos profesionales que sepan cómo abordar estos casos y nos ayuden en el proceso. Estos expertos pueden ayudarnos a nosotros, pero también a los niños disléxicos.
  • Leer libros que le interesen. Leer con él sus libros favoritos puede ser una oportunidad estupenda para hacer hincapié en determinadas palabras y para ayudarle a que se concentre en la lectura y en entender lo que ocurre.
  • Mantener la motivación. Muchos creen erróneamente que la dislexia está directamente relacionada con la inteligencia, pero nada más alejado de la realidad. Por eso, para evitar que los niños sientan que su dificultad de aprendizaje es causa de una inteligencia inferior, debemos ayudarles a mantener la motivación y a dejarles claro que son igual de capaces que otros niños.

Último consejo: vocalizar y mostrar empatía

Por último, no olvides nunca mostrar empatía, tolerancia y paciencia: vocaliza de forma clara, da ejemplos concretos para cada explicación, motiva siempre al alumno en lo que hace y anímale.
Intenta enseñarle técnicas para autocorregirse.
Pero, evita utilizar conceptos y palabras demasiado complicados y un lenguaje abstracto, ya que el alumno disléxico necesita representaciones concretas, reales.
No existen soluciones hechas para ayudar a las personas disléxicas, sin embargo, un poco de práctica ayuda a entenderlas y a hacerlas salir de su bloqueo.
A partir del momento en el que las clases particulares matematicas se desglosan, se estudian paso a paso y se toma tiempo para hacer entender al alumno, es posible llegar a resultados concluyentes con un alumno disléxico de la misma manera que con un alumno que no lo es.

Recursos online para niños con dislexia

Afortunadamente, cada vez hay más páginas web y programas informáticos diseñados con la idea de ayudar a niños con dislexia. Entre todas las que podemos encontrar en la Red (muchas de ellas de uso libre, aunque también hay otras de pago) aquí te dejamos una pequeña selección.
¡El aprendizaje interactivo es una gran opción!
    • Katalekto 1.1. Se trata de un programa de software libre diseñado para Windows y Linux que se creó con el objetivo de que los niños con dislexia mejoren poco a poco su capacidad de lectura (tanto de velocidad como de comprensión).¿Cómo funciona? Este programa va mostrando pequeños párrafos que van desapareciendo con una velocidad controlada medida en palabras por minuto. También ofrece la posibilidad de que los usuarios marquen con colores algunas letras (las más problemáticas) para que así les resulte más fácil distinguirlas.
    • Donna Young. En esta web (si bien está en inglés), puedes encontrar una grandísima cantidad de hojas de ejercicios de matemáticas para practicar esta asignatura de una manera mucho más visual y dinámica. De esta manera, los niños con dislexia asimilan mucho mejor la información.
    • Alles II. Esta es una propuesta del Ministerio de Educación y Ciencia. Se trata de una web interactiva que permite a los niños seguir la historia de Peter Pan interactuando con las imágenes y leyendo el texto poco a poco.
    Fuente: https://www.superprof.es

    lunes, 8 de octubre de 2018

    Cómo se manifiesta el Déficit de Atención en el colegio? Cuaderno de seguimiento.

    Déficit de atención


    Los niños con TDAH predominantemente inatencional suelen presentar dificultad para hacer una selección de la información relevante, les cuesta mantener la atención durante un tiempo prolongado, por lo que difícilmente terminan las tareas y se distraen con mucha facilidad.

    – Parecen no prestar atención cuando se les habla, se pierden en las conversaciones.
    – Les cuesta iniciar cualquier actividad o tarea.
    – Tienen dificultad para organizarse y planificar las tareas.
    – Entregan los deberes incompletos, sucios o poco cuidados
.
    – Les cuesta mantener la atención en tareas más largas, aunque sean sencillas.
    – No cumplen las normas o reglas de los juegos
.
    – No prestan atención a los detalles.
    – Su rendimiento varía de una actividad a otra y son inconsistentes.
    – Parecen solo estar atentos a lo que les gusta.
    – Evitan las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.

     
    Hiperactividad
    Cuando el TDAH es predominantemente hiperactivo se puede manifestar por un movimiento excesivo y/o una excesiva actividad verbal incluso en situaciones en las que el comportamiento esperado es completamente contrario. En el colegio puede causar problemas de conducta que lleven a castigos y enfrentamientos con los profesores.
     
    ¿Cómo se manifiesta la hiperactividad en el cole?
    – Se levantan constantemente de la silla.
    – Cambian de postura todo el rato cuando están sentados.
    – Corretean por la clase.
    – Molestan a sus compañeros.
    – Muerden los lápices y bolígrafos.
    – Interrumpen constantemente la clase.
    – Cuidan poco los materiales, son descuidados.
    – Suelen estar involucrados en más accidentes, peleas…


    Impulsividad
    Los niños con TDAH predominantemente impulsivo pueden presentar dificultad para controlar su conducta e impulsos. La impulsividad afecta tanto en el terreno emocional como en el motriz, por lo que frecuentemente actúan sin evaluar las consecuencias de sus actos.
     
    ¿Cómo se manifiesta la impulsividad en el cole?
    – No suelen reflexionar, por lo que pueden parecer inmaduros.
    – Al no reflexionar no miden las consecuencias de sus acciones.
    – Parecen hacer lo primero que se les pasa por la cabeza.
    – No hacen caso de las advertencias que se les dan.
    – Presentan dificultades para llevar a cabo tareas que necesiten aplicar estrategias de análisis.
    – Tienen falta de constancia en las actividades.
    – No controlan bien la expresión de sus sentimientos.
    – Tanto castigos como recompensas a largo plazo son poco efectivas con estos niños.

    Cuaderno de seguimiento de conductas para niños y niñas con TDAH


    Os compartimos este registro que nos será de utilizar para analizar la conducta de niños y niñas con TDAH.
    Cuando nos planteamos realizar un proceso de modificación de conducta con un niño con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e hiperactividad) tenemos que tener presente el proceso lógico a seguir para que el resultado sea óptimo.
    En primer lugar deberemos conocer al niño, realizar una observación detallada de su conducta, de su comportamiento, para identificar cuáles son las conductas que resultan problemáticas, es decir, sobre las que deseamos realizar la modificación. Debemos centrarnos en las que resulten más disruptivas y comenzar con ellas, ordenarlas según las prioridades que tengamos en el momento que se inicie el proceso.

     Instrucciones
    – Este cuaderno de seguimiento es una herramienta, que ayuda al médico de su hijo a poder valorar el comportamiento que tiene en el transcurso del día.
    -Por favor compruebe diariamente el comportamiento de su hijo y rellene la hoja correspondiente, reflejando en cada uno de los periodos diarios, de la misma, cual ha sido la pauta de comportamiento de su hijo.

    Captura de pantalla 2016-03-19 a las 18.10.15
    DESCARGA pinchando la imagen


    Fuentes (varias): http://www.tdahytu.es/. Imágenes educativas. Orientación Andújar