Entrada destacada

Procedimiento de Admisión en las Universidades de Galicia

Cómo proceder a la preinscripción y matriculación y qué hacer si no se entra directamente en la carrera que se quiere      NERTA,  es ...

sábado, 1 de octubre de 2016

El peso de la mochila

Cómo llevar la mochila sin lesiones 

Lee este cómic para cuidar tu espalda. Está en " Tu otra mochila", como otros muchos cómics !
 
https://drive.google.com/drive/folders/0B7CiB49EbIrsN2dlQWxHSnhmaHc

Pincha la imagen para acceder directamente

Consejos para cargar peso correctamente
1. Usar mochilas con correas anchas y acolchadas, y con respaldo acolchado.
2. Usar mochilas con ajustes firmes, procurando mantener la bolsa a unos 5 cm arriba de su cintura.
3. Repartir el peso. Llevar siempre la mochila por las dos correas y jamás por una sólo, para no sobrecargar uno de los hombros.
4. Hacer ejercicio. Practicar algún deporte o ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda.
5. Organizar la mochila poniendo los libros más pesados cerca y pegados a la espalda, y manteniendo cada cosa en su lugar.
6. Peso de arrastre. Optar por llevar mochilas con ruedas, evitando tirar de ellas al bajar o subir escalones.
7. Mantener la columna recta y no curvada, para llevar la mochila con ruedas.
8. Repartir el peso. En el caso de que haya mucho material, llevar parte del peso en las manos.
9. Limitar el peso del contenido y evitar transportar cargas inútiles. Si la mochila es muy pesada, el niño se ve obligado a arquear hacia delante la columna vertebral o a flexionar hacia delante la cabeza y el tronco para compensar el peso.
10. Utilizar las dos manos para coger la mochila, doblar las rodillas e inclinarse para levantarla.
11. Controla el tiempo. Evita que tu hijo transporte la mochila con mucho peso durante más de 15 minutos. En este sentido, la supervisión de los padres es esencial y más que necesaria. Y la colaboración de los profesores también

Los expertos recomiendan correas anchas y bien apretadas, quedando la parte baja de la bolsa a cinco centímetros de la cintura para evitar daños en la columna

Para compensar el peso, los libros más pesados deben acomodarse en la parte de la mochila que va pegada la espalda. «De esta forma, el peso queda mejor compensado», relata la fisioterapeuta. Recomienda también el uso de mochilas de ruedas pero siempre y cuando se lleven correctamente. Al igual que las que van sobre los hombros, existe una forma idónea de colocación para evitar que el cuerpo quede rotado. «El problema es llevarlas de lado, es algo que hay que evitar. La postura correcta es llevar los hombros rectos y el brazo atrás», indica.

Se constata una reducción de la carga de la mochila en los últimos dos años debido a la división de los libros por trimestres. Un nuevo modelo editorial que se implantó para primaria y secundaria. Tiene muchas ventajas tener tres libros en lugar de uno. Además del peso, se mantienen más nuevos y llegan en mejores condiciones a los bancos de libros.
Sobre el carrito como opción, se usa más en Primaria. Además de que su uso es más habitual entre los más pequeños, la existencia de escaleras para subir a las aulas «complica su utilización». Y si se utiliza el autobús, es más cómodo ‘aparcar’ en el interior una mochila sin ruedas que una normal.

Fuente: Varias.Orienta Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario