Entrada destacada

Becas y ayudas a alumnos de niveles postobligatorios

Convocatoria 2017-2018 El día 10 de agosto de 2017 se publicó en el Sistema Nacional de Publicidad de Subvenciones (no en el tradicional ...

viernes, 16 de diciembre de 2016

Miedo a hablar en público? eso es glosofobia

La glosofobia o el miedo a hablar en público

Micrófono, 3D, Arte, Batidora

La glosofobia, entendida como el miedo a hablar en público, tiene un síntoma específico y fácilmente reconocible: la reacción de lucha o huida que acelera la frecuencia cardíaca, tensa los músculos, remueve el estómago y aumenta la presión arterial y la sudoración. Las personas que tienen miedo a hablar en público notan cómo estos factores influyen en la comunicación: temblor en la voz, repetición de muletillas, velocidad exagerada o bloqueo absoluto.

Existen muchos métodos para lograr suavizar este problema y cada uno puede optar por el que mejor le funcione o quizá por crear uno nuevo para sí mismo. Os dejamos algunas herramientas para ello:
  • Prepararse también significa conocer al público: a veces nos olvidamos de que lo más importante de la comunicación verbal es hacer llegar al otro lo que queremos transmitir y retroalimentarnos mutuamente.Por ejemplo, cuando tenemos una exposición sobre un tema concreto, el público asiste a informarse sobre algo en lo que está interesado, nos escuchará y nos hará preguntas. Una buena técnica, en ese caso, es tratar de intuir posibles preguntas en base a la información que vamos a dar.
  • Emplea técnicas de relajación: tenemos a nuestra disposición miles de recursos que pueden ayudarnos a respirar hondo y afrontar la situación moderadamente. Bien en libros o en la web encontrarás muchos de ellos.
  • Tenemos la posibilidad de hacer cursos que nos ayudan: al igual que las técnicas de relajación, también existen cursos realizados exclusivamente para ayudarnos. Comentar y analizar lo que nos ocurre hará que el problema sea más llevadero.
  • Persona precavida vale por dos: tendremos media exposición en el bolsillo si tenemos en cuenta que pueden ocurrir algunas cosas y lo prevenimos de antemano o buscamos posibles soluciones. Este es el caso de problemas tecnológicos, por ejemplo.
  • La tecnología es el apoyo, no un sustituto: está claro que los elementos electrónicos pueden tranquilizarnos si estamos familiarizados con ellos, pero esconderse tras un ordenador o un “power point” no es una buena idea. Utiliza el apoyo para sentirte más seguro, pero no hagas recaer el peso sobre él.
  • La comunicación es un hecho diario, no esporádico: exactamente los casos de glosofobia suelen darse en exposiciones profesionales, académicas, etc. Sin embargo, el miedo a hablar en público se extiende a la comunicación ordinaria: hay a quien le cuesta relacionarse verbalmente y expresar sus emociones u opiniones con los demás. Por ello, busca gente cercana con la que sepas que puedes sentirte más cómodo y enfrenta el miedo gradualmente: los amigos o la familia te ayudarán mucho a conseguirlo.
Fuente: La mente es maravillosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario