Entrada destacada

PRUEBAS ACCESO A CICLOS FORMATIVOS

Convocatoria 2019. Galicia. Orde pola que se convocan probas de acceso aos ciclos formativos de grao medio e de grao superior de formac...

miércoles, 28 de febrero de 2018

DISCALCULIA

Discalculia definición

Es un trastorno específico del desarrollo, de base biológica, que afecta profundamente al aprendizaje de las capacidades aritméticas y las matemáticas. Muchas veces se define como “dislexia matemática”. Esta patología es independiente al nivel de inteligencia del niño y también a los métodos pedagógicos empleados. La dificultad se centra en la capacidad interpretación de los símbolos numéricos y los conocimientos aritméticos como la suma, resta, multiplicación y división. El niño que sufre discalculia es aquel que confunde los números y los signos y no consigue realizar cálculos mentales ni trabajar con abstracciones. Estos niños encuentran dificultades para cumplir con ejercicios académicos o tareas prácticas como problemas o cálculos matemáticos.
Por lo tanto, la discalculia podría definirse como la disfunción en las conexiones neuronales que procesan el lenguaje numérico, dificultando las funciones cerebrales que permiten el procesamiento y acceso a la información numérica.
La prevalencia de la discalculia entre la población escolar que oscila entre el 3% - 6%, siguiendo una distribución similar entre niños y niñas.
ejemplos de discalculia

¿Cómo afecta la discalculia al cerebro?
La discalculia se presenta como una disfunción neuronal en el surco intraparietal del cerebro. A raíz de esta disfunción se desarrolla un patrón de deterioro cognitivo, la psicopatología de la discalculia y el insomnio infantil comparte algunos mecanismos neurobiológicos. La discalculia suele identificarse con déficits en habilidades como: La psicopatología del TDAH y la regulación del ciclo vigilia – sueño comparten mecanismos neurobiológicos
  • Enfoque (concentración)

    : Habilidad relacionada con el patrón de deterioro cognitivo implicado en la dislexia. El déficit estructural en esta red de conexiones neuronales está relacionado, también, con la inhibición, afecta negativamente a la agilidad con la que el niño se desenvuelve en las tareas matemáticas.
  • Atención dividida

    : Esta habilidad es importante ya que permite atender a dos estímulos al mismo tiempo. Los niños con discalculia presentan problemas para responder ágilmente a un determinado estímulo porque no son capaces de focalizar, se despistan con estímulos irrelevantes, y se cansan fácilmente.
  • Memoria de trabajo

    : Esta habilidad cognitiva se refiere al almacenamiento temporal y a la capacidad de manipular información para realizar tareas complejas. Las dificultades atienden a problemas para seguir instrucciones, olvidan instrucciones y tareas, presentan bajo nivel de motivación, recuerdos incompletos, alto nivel de distracción, no recuerda los números y aritmética mental retardada, entre otras.
  • Memoria a corto plazo

    : Es la capacidad de poder retener en el cerebro una pequeña cantidad de información durante un periodo breve de tiempo. Este déficit cerebral explica la incapacidad para realizar tareas aritméticas. Las dificultades que encuentran a la hora de ejecutar un cálculo o problemas matemáticos- Esta habilidad cognitiva está relacionada también con la incapacidad para recordar números o tablas de multiplicar.
  • Habilidad de denominación

    : Implica la capacidad de recuperar una palabra o número de nuestro léxico y posteriormente expresarla. Los niños con discalculia tienen dificultades para recordar los números porque su nivel de procesamiento de la información y habilidad de denominación es deficiente.
  • Planificación

    : Bajos niveles en esta habilidad cognitiva implica dificultades a la hora de comprender el planteamiento y dar sentido numérico al ejercicio. Esta incapacidad de anticipación impide ejecutar la tarea de forma correcta.
  • Velocidad de procesamiento

    : Se corresponde con el tiempo que tarda nuestro cerebro en recibir una información (un número, una operación matemática, un problema…), entenderla y responder a ella. Los niños sin dificultades de aprendizaje realizan este proceso de forma rápida y automática, en cambio los niños con discalculia necesitan más tiempo y esfuerzo para procesar la información y estímulos.

Causas de la discalculia
¿Dónde residen las causas de la discalculia? Existen numerosas investigaciones realizadas mediante técnicas de neuroimagen. Este tipo de técnicas permiten visualizar en vivo la actividad cerebral y del sistema nervioso central. Gracias a estas representaciones, se puede observar que el déficit en las conexiones neuronales asociadas a la discalculia se encuentra específicamente en el módulo cerebral encargado del procesamiento numérico que está localizado en el lóbulo parietal del cerebro. Además, otras áreas como la corteza prefrontal, la cingulada, la parte posterior del lóbulo temporal y numerosas regiones subcorticales también forman parte del correcto funcionamiento de las capacidades matemáticas o aritméticas.
La discalculia se debe a un trastorno congénito, es decir, de componente genético. Lo normal, es que alguno de los padres de los niños con discalculia presentara, también, dificultades en el aprendizaje de la aritmética.
Alguna de las causas de discalculia se corresponden con:
  • Un déficit cognitivo en la representación numérica

    : Esto es, una disfunción neuronal que impide la correcta representación mental de los números, dificulta la decodificación numérica y afecta a la comprensión del significado de las tareas o cálculos matemáticos.
  • Déficit cognitivo que impide el acceso a la información almacenada en el cerebro

    : Los niños con discalculia presentan una disfunción en una determinada red de conexiones neuronales que les impide acceder a la información numérica con facilidad, sus redes de conexiones neuronales siguen rutas alternativas y diferentes a las que presenta un cerebro normal.
Existen también otras posibles causas relacionadas con el trastorno de la dislexia son las alteraciones cerebrales o neurobiológicas, fallos de maduración neurológica, alteraciones psicomotrices incluso problemas de memoria y las relacionadas con el medio ambiente como la exposición de la madre a alcohol y drogas en el útero o nacimiento prematuro. 

Características y síntomas de la discalulia
La discalculia cuenta con una amplia red de dificultades asociadas a las matemáticas y sus características y síntomas van a variar según la edad del pequeño. Los síntomas pueden resultar cambiantes y presentarse de forma diferente de un niño a otro.
Comienza a ser detectable en la etapa de preescolar, cuando el niño empieza a desarrollar las habilidades del aprendizaje aritmético y persiste durante la infancia, adolescencia e incluso edad adulta.
A medida que los pequeños van creciendo, estas dificultades se hacen más evidentes pero debemos evitar esperar a que se produzca el fracaso para actuar. Lo más importante en los casos de discalculia es que se realice una detección temprana, por eso, tanto padres como profesores deben estar alerta para identificar las dificultades y síntomas que pueden indicar el trastorno.
Cuanto antes ofrezcamos a estos niños las herramientas de intervención necesarias para ayudarles a adaptarse al proceso escolar, mayores probabilidades de que optimicen sus recursos mentales y estrategias de aprendizaje.

 

Síntomas de discalculia en preescolar:
  • Dificultades para aprender a contar.
  • Problemas asociados a la comprensión del concepto de número
  • Incapacidad para la clasificación y medición: Resulta muy complicado asociar un número con una situación de la vida real, por ejemplo conectar el número “2” con la posibilidad de tener 2 caramelos, 2 libros, 2 platos, etc…
  • Problemas para reconocer los símbolos asociados a los números , por ejemplo, incapacidad de asociar el número “4” con el concepto “cuatro”.
  • Escritura incorrecta de los números al copiarlos o en un dictado.
  • Errores de forma: Confundir, por ejemplo, el número 9 con el 6, o el 3 con el 8.
  • Invertir la escritura: Escribe los símbolos volteados.
  • Errores de sonido: Confundir números que suenan parecido: Por ejemplo el “seis” cono el “siete”
  • Síntomas a la hora de ordenar o secuenciar números: Repite algún número dos o más veces.
  • Cuando decimos a un niño con discalculia que cuente, por ejemplo, hasta el 5 y se detenga, muchas veces no es capaz de reconocer el límite al llegar al 5 por lo que sigue contando.
  • Omisión: Suele presentarse como un síntoma muy frecuente, y se produce al saltarse uno o más números de una serie
  • Síntomas relativos a la secuencia: Otra característica de discalculia sucede cuando pedimos al niño que empiece a contar, por ejemplo desde el 4, pero no es capaz de empezar a contar por este número y tiene que decir la secuencia completa escribiéndola, o repitiéndola en voz baja.
  • Les cuesta reconocer y clasificar objetos por su tamaño y forma.

 

Síntomas de discalculia en primaria:
  • Problemas para reconocer los símbolos aritméticos: confunden, por ejemplo, el signo + con el – y no puede utilizar estos u otros signos correctamente.
  • Imposibilidad de aprender o recordar estructuras matemáticas muy básicas, por ejemplo 1+2=3.
  • No son capaces de reconocer las palabras como “más grande que” o “menor a”
  • Es frecuente que utilicen los dedos para contar.
  • Dificultades para aprender y recordar el procedimiento o reglas de operaciones sencillas. Tienden a saltarse pasos, no entienden bien el ejercicio que están realizando.
  • Empiezan las operaciones por el orden incorrecto. Por ejemplo, a sumar y restar por la derecha en vez de por la izquierda.
  • Presentan dificultades con la alineación de las operaciones: Cuando, por ejemplo, se presenta una suma en horizontal no saben alinearla en vertical. Otro ejemplo de este síntoma lo encontramos en las multiplicaciones, cuando los niños con discalculia encuentran serios problemas alineando las columnas de números (subproductos) en su columna correspondiente, o al dividir, cuando en el cociente anotan primero el número de la derecha y después el de la izquierda invirtiendo el resultado.
  • Otra característica muy frecuente es presentar dificultades en las sumas y restas con llevadas. Esto se produce porque los alumnos con discalculia no reconocen correctamente la serie numérica ni tienen clara la idea de decimales.
  • Problemas de razonamiento: Un error bastante frecuente es que el resultado de una resta sea mayor que los números que la conforman.
  • Bajos niveles de memoria mecánica: No son capaces de memorizar y recordar las tablas de multiplicar, y les cuesta mucho también aprenderse, por ejemplo, un número de teléfono.
  • Dificultades a la hora de realizar cualquier cálculo mental básico.
  • No comprenden el enunciado de los problemas. No lo captan de forma global el problema, no son capaces de mantener en la mente los diferentes datos que aporta el enunciado y tienen dificultades incluso a la hora de representarlo de forma visual, con dibujos.
  • Síntomas relativos al proceso de razonamiento en los problemas matemáticos: La representación mental deficiente les impide relacionar conceptos y no saben diferenciar los datos relevantes con los secundarios. Tienen serias dificultades para resolver problemas que necesitan más de un paso para encontrar el resultado.
  • También suelen presentar síntomas más generales como problemas para reconocer y decir la hora y suelen perderse frecuentemente porque su sentido de la orientación tiende a ser deficiente.

 

Síntomas de discalculia en secundaria:
  • Les cuesta aplicar temas matemáticos a su día a día, estimar cuanto se van a gastar en total, devolver el cambio, planificar su presupuesto, etc…
  • Problemas a la hora de medir variables, por ejemplo, calcular a qué cantidad se corresponde 500g de arroz, o 250ml de leche, 1/3 kg de harina…
  • Mala orientación , les cuesta mucho seguir indicaciones y suelen perderse.
  • Inseguridad a la hora de resolver problemas matemáticos sencillos y poca creatividad con los números. No entienden las diferentes fórmulas o caminos para resolver un mismo problema.
  • Dificultad a la hora de comprender gráficas, representaciones numéricas, incluso mapas.
  • No suelen ser buenos conductores porque no calculan bien velocidades y distancias.

Pero también, es importante destacar, que no todos los niños que tienen problemas para realizar operaciones matemáticas tienen problemas de discalculia, lo sustancial es detectar la frecuencia de los síntomas. Y además, la discalculia no siempre está relacionada con las operaciones matemáticas, los niños también tienen dificultades con las actividades cotidianas o juegos comunes

 

Tipos de discalculia
Aunque la sintomatología que presenta la discalculia suele ser común en los diferentes tipos de dislexia, esta patología se suele enmarcar en cinco grandes tipos de discalculia que pasamos a explicar a continuación.
  • Discalculia verbal

    : Este tipo de discalculia representa dificultad en nombrar y comprender los conceptos matemáticos presentados verbalmente. Los niños son capaces de leer o escribir los números pero no de reconocerlos cuando son pronunciados por otros.
  • Discalculia practognóstica

    : Este tipo atiende a la dificultad para traducir su conocimiento sobre los conceptos abstracto-matemáticos a conceptos netos o reales. Estas personas son capaces de entender conceptos matemáticos pero tienen dificultades para enumerar, comparar y manipular las operaciones matemáticas en la práctica.
  • Discalculia léxica

    : Se corresponde con la dificultad en la lectura de los símbolos matemáticos, los números así como las expresiones matemáticas o ecuaciones. El niño con este tipo de discalculia léxica puede entender los conceptos relacionados con las matemáticas cuando se habla de ellos pero tiene dificultades para leerlos y comprenderlos.
  • Discalculia gráfica

    : Es la dificultad para escribir símbolos matemáticos, los niños que padecen este tipo de discalculia son capaces de entender los conceptos matemáticos pero no tiene la capacidad para leerlos así como escribir o usar los símbolos matemáticos.
  • Discalculia ideognóstica

    : Es la dificultad para realizar operaciones mentales, sin usar los números para llegar al resultado y para comprender conceptos o ideas relacionadas con las matemáticas o la aritmética. Además el niño con discalculia ideognástica tiene dificultades para recordar los conceptos matemáticos después de aprenderlos.
  • Discalculia operacional

    : Este tipo de discalculia se corresponde con la dificultad para ejecutar operaciones aritméticas o cálculos matemáticos tanto verbales como escritos. Una persona con discalculia operacional, será capaz de entender los números y las relaciones entre ellos pero su dificultad se encuentra a la hora de manipular números y símbolos matemáticas para el proceso de cálculo.

 

El tratamiento de la discalculia en el aula

Los problemas en el aprendizaje de las matemáticas conducen a un buen número de alumnos al fracaso escolar, por lo que los maestros y profesores se enfrentan a un gran reto para prevenir las dificultades, desarrollar capacidades y atender de manera temprana y eficaz las necesidades de cada alumno, atendiendo y respetando la diversidad de cada cual en potencialidad, habilidad y ritmo de aprendizaje.
Orientaciones generales

Existen una serie de actitudes que favorecen el aprendizaje en el conjunto de alumnos de la clase de las operaciones, actividades de cálculo y, en general, de todo lo relacionado con la asignatura de matemáticas:
  • Respetar los distintos estadios del desarrollo de los niños, yendo de lo concreto a lo abstracto y de lo experimental a la numeración y operaciones matemáticas, en un proceso en espiral.
  • Diseñar actuaciones de aprendizaje que conduzcan al alumnado al descubrimiento mediante la experimentación y los sentidos.
  • Presentar los contenidos lógico-matemáticos desde una perspectiva global y secuencial.
  • Priorizar la comprensión de los conceptos, antes que los procesos de mecanización y automatización.
  • Tratar de enseñar las reglas lógico–matemáticas desde una perspectiva práctica.
  • Facilitar el aprendizaje cooperativo y en equipo.

Cuando un profesor observa que un alumno suyo tiene dificultades importantes en el aprendizaje de las matemáticas debe tener en cuenta que posiblemente se trate de un alumno con discalculia y, por lo tanto, con unas necesidades educativas especiales (NEE). A partir de ese momento, la enseñanza individual de ese alumno deber caracterizarse por:
  • Una enseñanza más intensiva, explícita y práctica sobre el sentido numérico.
  • Un período de tiempo más extenso en el aprendizaje de los conocimientos básicos.
  • Proporcionarle experiencias concretas con los números grandes y pequeños.
  • Trabajar y repasar constantemente la noción de proporción y cantidad: conceptos como mucho, poco, bastante, más o menos , mayor, menor, etc.
  • Hacer hincapié en la asociación del número con la cantidad que representa. Es conveniente utilizar referentes visuales, concretos y manipulativos.
  • Contar y hacer grupos de objetos, utilizar el ábaco en los cálculos.
  • Practicar muchos ejercicios de seriación. Presentar series de números y ordenarlos de mayor a menor y viceversa, completar los que falta, etc.
  • Estimular la memoria a corto plazo y entrenar la atención sostenida, a través de ejercicios específicos.
  • Practicar diariamente el cálculo mental: primero sumas y restas simples y más adelante ir incluyendo multiplicaciones y divisiones.
  • Trabajar la correspondencia entre el lenguaje matemático y las operaciones necesarias para resolver un problema.
  • Utilizar recursos informáticos con el objetivo de hacer más atractivas las tareas y facilitar la práctica diaria en el cálculo, las tablas de multiplicar y la resolución de problemas.

 

Juegos y ejercicios para niños con discalculia en familia
Una vez que tengamos el diagnóstico, es importante motivar a los niños y mostrarles que tienen aptitudes para otras materias y que la práctica les llevará al éxito con paciencia y esfuerzo. Por eso es importante que trabajemos con ellos en casa, cuando los niños tienen edad escolar se debe ayudar a visualizar las tareas de matemáticas y darles el tiempo necesario para que acaben entendiendo el ejercicio. Aquí os proponemos algunas actividades y juegos divertidos para que disfrutéis en familia mientras superáis en casa la discalculia:
  • Cocinar juntos

    : Revisar con el pequeño la receta que vais a preparar y pedirle que se encargue de preparar los ingredientes necesarios para cocinarla. Por ejemplo, necesitamos 1/5 kg de lentejas, 3 zanahorias, 2 cebollas, 6 rodajas de chorizo… Tenemos que trocear las verduras en 5 trozos, etc…
  • Jugar con el reloj

    : Pedir al niño que se encargue de avisarte a una determinada hora, celebrar juntos lo bien que lo ha hecho y lo responsable y “mayor” que es.
  • Ir al supermercado

    : Que te ayude a hacer la compra, podéis jugar a que sea responsable de identificar el número de cosas que tenéis que comprar, identificar los productos y cantidades en el lineal y que las introduzca él mismo en el carrito.
  • Consultar con él dudas sobre los precios

    : Si queremos ahorrar, ¿qué yogures deberíamos coger, los que cuestan 1.00€, o estos otros que cuestan 1.30€? celebra con él la compra tan excelente que habéis realizado juntos y lo que te ha ayudado.
  • Jugar a adivinar montones

    : Se hacen montoncitos de piedras, legumbres, o monedas y tenéis que jugar a acertar en qué montón habrá más o menos. También podéis tratar de adivinar cuantas piedras hay en un montón. Las contáis juntos, y quien diga el número más aproximado gana.
  • Jugar a contar

    : Contad, por ejemplo, todos los coches rojos que veáis, contad a las personas que os encontréis con zapatillas blancas, contad las escaleras o peldaños que subáis, etc…
  • Encontrar números

    : Mientras paseáis, puedes jugar con el pequeño a encontrar números, proponle que encuentre, por ejemplo, el número “7” y lo buscáis entre los números de las calles, en las matrículas de los coches, etc…
  • Jugar a recordar teléfonos

    : Por ejemplo, tenéis que llamar a la abuela, pídele que se acuerde de las tres primeras cifras y tú te encargas de recordar el resto. Llamáis juntos, y si lo ha hecho bien lo celebráis.
  • Que te ayude a repartir cantidades

    : Si en casa somos 4, ¿cómo podemos repartir un trozo de pastel en partes iguales?
  • Jugar a poner la mesa

    : Repartir los platos, cubiertos, vasos, servilletas y pan… Que entienda que es importante que a cada uno le corresponda un set completo.
  • Jugar a las tiendas

    : Imaginad que el niño es el dependiente de una tienda, que elija de entre todos los productos que tenéis en casa las cosas que él va a vender en “su tienda” que asigne a cada una un precio y las ponéis una etiqueta. Luego, tú te haces pasar por cliente. Con este juego, repasaréis cantidades, realizando sumas, restas, incluso podéis manejar dinero. Es una fórmula muy divertida para pasar momentos geniales en familia y aprender jugando.

Existe una importante comorbilidad con la dislexia, ambas son de carácter genético y presentan déficits cognitivos comunes que dificultan el aprendizaje de la lectura, y también, de la aritmética. 

 Fuentes: VIU

domingo, 25 de febrero de 2018

Aprendizaje Basado en Proyectos

La educación eficaz siempre es un equilibrio entre rigor y libertad, tradición e innovación, el individuo y el grupo, la teoría y la práctica, el mundo interior y el que nos rodea.
Ken Robinson

https://www.youtube.com/watch?v=yMl2qlc6Fjc&index=1&list=PLTYyEll1l9XdI7BoUVxPc3IvDYa4zLVRo
pincha la imagen pra ver el video en nuestro Canal Youtube para orientadores

El ABP es una metodología de aprendizaje activo en la que se induce el aprendizaje del alumno pidiéndole que supere retos o que responda a preguntas concretas. Así hace cosas con los conocimientos, antes de que se los expliquemos, de forma activa, constructiva y creativa y se fomenta su autonomía y reflexión crítica ante el problema planteado. Suministrando retos adecuados, trabajando de forma cooperativa y actuando el profesor como orientador en el proceso de aprendizaje, se espera que el alumno pueda ir superando las dificultades que le vayan surgiendo durante la investigación y que vaya aprendiendo los contenidos curriculares y las competencias clave identificadas. Aunque se hable de aprendizaje basado en proyectos, problemas, retos,… consideramos que son variantes de un mismo tema que comparten más similitudes que no diferencias. Por lo tanto, tal como hacen otros autores, podemos utilizar un enfoque globalizador en el que se considera que pueden existir distintos tipos de proyectos bajo el mismo enfoque (Larmer et al., 2015):
  • Resolución de un problema real: Mejora del gasto energético escolar.
  • Diseño de un producto: Construcción de casas para pájaros en la escuela.
  • Análisis de una cuestión abstracta: ¿Son los robots amigos o enemigos?
  • Elaboración de una investigación: ¿Cómo puede afectar el cambio climático a las especies animales de nuestra región?
  • Posicionamiento ante un problema: ¿Tenemos derecho a capturar animales?
Pero siempre considerando el ABP como el protagonista del aprendizaje, lo cual no ocurre cuando se realizan proyectos al terminar las unidades didácticas para asentar lo trabajado mediante procedimientos más tradicionales. Cuando el proyecto se considera el plato principal -y no el postre- se caracteriza por lo siguiente (Larmer y Mergendoller, 2011):
  • Pretende enseñar contenido significativo.
  • Requiere pensamiento crítico, cooperación y comunicación.
  • Es imprescindible la investigación y la necesidad de crear algo nuevo.
  • Se organiza en torno a una pregunta guía abierta.
  • Conlleva el aprendizaje de contenidos y competencias esenciales.
  • Permite la participación del alumnado.
  • Incluye procesos de evaluación, feedback y reflexión.
  • Conlleva una presentación del producto final ante una audiencia.
El ABP permite a los alumnos aprender contenidos curriculares y trabajar competencias imprescindibles en los tiempos actuales, lo cual se facilita cuando se vincula el aprendizaje a situaciones reales.
En la figura 3 se muestran una serie de fases en la secuencia de enseñanza y aprendizaje en el ABP que consideramos imprescindibles (Hernando, 2015).
figura-3

Fuente: Escuela con cerebro

viernes, 23 de febrero de 2018

Breve guía de orientacion 17.18

Te ofrecemos esa breve guía descargable para que puedas conocer todas las opciones que tienes para continuar tu formación.

https://drive.google.com/open?id=1RZNZYRZTu244ibjgt1LSCh7mzOiv6LfN

Es de la Comunidad de Madrid, pero básicamente la información te va a servir para elegir tu propio itinerario.
Además, pregunta en tu Departamento de Orientacion!

Fuente: EOS

SENA. Sistema de Evaluación de Niños y Adolescentes

Sandra Castro Tajes, psicóloga, nos ofrece una interesante y amplia reseña sobre la prueba SENA

Resultado de imagen de sena test 

AUTORES:
·           I. Fernández-Pinto,
·          P. Santamaría,
·          F. Sánchez-Sánchez,
·          M. A. Carrasco
·          V. Del Barrio
Información:
El SENA es una herramienta estandarizada que sirve para evaluar la conducta y detectar problemas tanto emocionales como conductuales en niños y adolescentes, su aplicación cubre un amplio rango de edad, ya que abarca desde los 3 hasta los 18 años, diferenciando los tramos de evaluación por edades (teniendo en cuenta el nivel educativo):
·         Nivel 1 INFANTIL (3-6 años)
·         Nivel 2 PRIMARIA (6-12 años)
·         Nivel 3 SECUNDARIA (12-18 años).


¿Qué se puede detectar con la aplicación del SENA?
·        
        Problemas interiorizados: Depresión, Ansiedad, Ansiedad social, Quejas somáticas, Sintomatología postraumática y Obsesión-compulsión.
·        
         Problemas exteriorizados: Problemas de atención, Hiperactividad-impulsividad, Problemas de control de la ira, Agresión, Conducta desafiante y Conducta antisocial.
·        
       Problemas contextuales: Problemas con la familia, Problemas con la escuela y Problemas con los compañeros.
·        
        Problemas específi­cos: Consumo de sustancias, Problemas de la conducta alimentaria, Retraso en el desarrollo, Problemas de aprendizaje, Esquizotipia o Comportamiento inusual
También permite detectar áreas de VULNERABILIDAD tales como problemas de regulación emocional, rigidez, aislamiento, búsqueda de sensaciones o dificultades de apego.
Y la presencia de varios RECURSOS PSICOLÓGICOS tales como:  la autoestima, la integración y competencia social, la inteligencia emocional o la conciencia de los problemas.

Duración de la prueba:

Se aplican tres tipos de cuestionarios que permiten obtener información a través de distintas fuentes:
·         Cuestionarios para padres: cuya aplicación dura entre 15 y 20 minutos
·         Cuestionarios para profesores: cuya aplicación dura entre 15 y 20 minutos
·         Cuestionarios de autoinforme: cuya aplicación dura entre 30 y 40 minutos

El número de ítems de los cuestionarios varía dependiendo del tipo de cuestionario, de manera que el cuestionario de autoinforme tiene entre 77 y 188 ítems, el cuestionario para padres entre 129 y 154 y el cuestionario para profesores entre 122 y 141 ítems.

Se trata de que los informadores valoren la frecuencia de aparición de una determinada conducta, la valoración es en una escala de cinco puntos que va desde Nunca o casi nunca a Siempre o casi siempre. En el autoinforme para los niños de 6-8 años, la escala de valoración es distinta a las anteriores, pues consta de tres opciones:  Sí, No y A veces.


La prueba se puede aplicar tanto de forma individual como colectiva, tanto el cuestionario de autoinforme como los cuestionarios para padres y/o profesores.

Excepto el autoinforme para los niños de primaria (6-8 años) que únicamente se puede aplicar de forma individual.

Corrección:  on line

Consistencia interna:
Generalmente el análisis de la fiabilidad se re­fiere al grado en el que diferentes partes del test miden el mismo rasgo con la misma consistencia.  La fiabilidad se analiza a través de coeficientes de correlación que reflejan las relaciones entre las puntuaciones de las personas en los ítems o conjuntos de ítems de un test obtenidas en una única aplicación del mismo (AERA, APA y NCME, 2014; Anastasi y Urbina, 1997).

Más información: 

Video: qué es el SENA? ( pincha la imagen)


 Video:cómo obtener los resultados del SENA ( pincha la imagen)


https://www.youtube.com/watch?v=FcU2RHqGHfE



Fuentes consultadas:
Fernández-Pinto, I., Santamaría, P., Sánchez-Sánchez, F., Carrasco, M. A. y del Barrio, V. (2015).
SENA. Sistema de Evaluación de Niños y Adolescentes. Manual técnico . Madrid: TEA Ediciones.