Entrada destacada

PRUEBAS ACCESO A CICLOS FORMATIVOS

Convocatoria 2019. Galicia. Orde pola que se convocan probas de acceso aos ciclos formativos de grao medio e de grao superior de formac...

jueves, 19 de julio de 2018

Empatía. Mapa de mejora

La empatía es la base de todas las capacidades sociales.
Es la capacidad de comprender los sentimientos y pensamientos de los demás.
http://desaprende.es/la-empatia-mapa-mejorar-la-tuya/

Sin esta capacidad no somos capaces de respetar, si falta, somos egoístas, agresivos, en fin, que la gente con poca empatía, no tiene mucho éxito social que digamos.

Hay quien nace con sobredosis de empatía, sabe comprender (que no es lo mismo que compartir) los sentimientos, opiniones, acciones y todo el conjunto de conductas de quienes le rodean. Pero hay quien nace con menos diez en empatía, y por más que le expliques tus razones y emociones no es capaz de ver más allá de su opinión; situación que lleva a enfados, malos entendidos, malas relaciones y mal rollo en general, tanto para uno como para el otro. Pero por suerte, como todas las habilidades sociales, la empatía también se puede entrenar y mejorar y para ello, podemos usar una herramienta que aunque no es del ámbito psicológico, sino de marketing, nos es muy útil para analizar los porqués de quienes nos rodean.

Esta herramienta como te decía, la desarrolló Xplane para ser usada en marketing y ventas, para conocer mejor al cliente potencial y saber exactamente que producto o servicio necesita o cree necesitar. Pero nosotros podemos usarla para entender mejor a quienes nos rodean, para entender los motivos de sus conductas, pensamientos, deseos y así, con esta información en nuestra mano, poder relacionarnos mejor con nuestro entorno.
Si no tienes empatía y relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos. (Daniel Goleman)
Puedes hacer mapas de la empatía concretos, que analicen un dato únicamente, por ejemplo ¿por qué se enfadó contigo tu cuñado el otro día? O mapas de la empatía generales, como por ejemplo “entender porqué tu compañero de trabajo es tan borde, siempre”. En ambos casos, al entender mejor las causas que les llevan a enfadarse un día puntualmente o a estar permanentemente desagradable contigo, podrás saber cómo actuar para que no se repita la situación en el primer caso y además poder redimirlo si es que fuiste culpable; y para adaptar tu conducta y así intentar modificar el mal humor constante de tu compañero o al menos, conseguir que no te afecte. Si quiere ser desagradable, no tienes porqué soportarlo.

¿Y cómo se hace un mapa de empatía?

Pues de una forma muy sencilla. Coge papel y boli, y dibuja algo parecido a la imagen que tienes aquí debajo (también puedes descargarte la imagen y te ahorras ese paso). El muñecajo que tienes en el papel es tu persona objetivo, aquella a quien quieres comprender y saber ponerte en su lugar. Piensa en ella, hazte la pregunta que quieres resolver y ve respondiendo a las siguientes preguntas, escribiendo en cada casilla tus respuestas. Sí, hay que escribirlas, y si es en tipo lista (una debajo de otra) en vez de todo seguido mucho mejor para poder hacerte un esquema visual una vez terminado el ejercicio.




Herramienta de Xplane

Empecemos por el apartado 1, en el hueco que queda delante de sus ojos escribe qué ve esa persona. Qué tiene a su alrededor, quienes son sus referencias. Por ejemplo, si quieres hacer una mapa de la empatía concreto como en el caso 1, cuando tu cuñado se enfadó contigo, puedes analizar que veía en ese momento, si notaba hostilidad de otra persona hacia él, si veía la situación como amenzante hacia su persona… En el caso 2 podría ser un análisis similar, si ve que el ambiente diario es territorio hostil contra él, si en su hogar ve y recibe situaciones desagradables, si ve en su futuro cercano problemas de agún tipo (económico, de salud…)

Pasamos al cuadrante 2, donde está dibuja su oreja, para analizar ¿qué oye? ¿qué escucha sobre sí mismo, sobre su actitud?. Esta área tendrá mucho que ver después con el 3, que analizarás a continuación valorando el qué piensa. Qué le preocupa de verdad, que sueños tiene, que objetivos busca, qué le motiva.

Con estos tres áreas, pasaremos a analizar la cuarta y última: qué hace, detallando su conducta o emoción lo más exhaustivamente posible. Aquí incluiremos lo que dice y lo que hace de forma pública, qué imagen da o quiere dar. Y podremos observar qué relación tienen nuestras respuestas en este apartado con el resto de zonas que ya hemos rellenado.

¿Qué podemos modificar de cada área de esta persona con nuestra conducta? 

Esa es la pregunta que debemos responder. Ahora, con este estudio sobre el mundo que rodea a nuestra persona-objeto, podemos valorar de qué manera podemos modificar nuestra relación, si necesitamos mostrarle otra visión de la situación, si hemos de hacerle escuchar algo distinto a lo que está habituado, qué necesita pensar para cambiar de rumbo y cómo ayudarle a conseguirlo.
Con este mapa además, como te contaba más arriba, puedes practicar para mejorar tu empatía, ya que no siempre hace falta lápiz y papel porque con la práctica, de forma automática, aprenderás a detectar que incluye cada área y así comprender mejor a cada persona. Una vez que la comprendas, podrás respetarla más y mejor, y ya sabes que el respeto, es la base de una sana y feliz relación.

Fuente: María González Bueno. Psicóloga. Desaprende.es