Entrada destacada

Admisión 2019. Universidades Públicas de Galicia

Haz el seguimiento de tus solicitudes !! Las fechas de publicación de los listados de admitidos a matrícula en el Sistema Universitario d...

miércoles, 6 de marzo de 2019

Qué hace un logopeda?

¿Sabías que desde la logopedia se pueden tratar a los bebés que han nacido sordos? ¿Y que el tratamiento logopédico va muy ligado al funcionamiento del cerebro? ¿Tenías conocimiento de que los logopedas pueden ayudar a las personas que han sufrido un ictus a volver a comunicarse?


Y es que poco se sabe que el logopeda puede ayudar a un niño que no mira a los ojos, a una persona que cuando come le pasa alimento al pulmón, a alguien que después de un ictus no puede hablar, a una maestra que acaba la semana sin voz, a una niña de 3 años que todavía dice muy pocas palabras, a un adolescente que no entiende los enunciados de los problemas, a una persona grande que ha perdido la audición o a alguien que sufre cáncer de lengua…

El logopeda es el profesional que se  encarga de la prevención de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y  de las funciones orales asociadas (respiración, masticación y deglución).

Los logopedas trabajan con distintos tipos de clientes, incluyendo a niños y adultos que presenten:
  • Dificultad en la modulación y el uso de los sonidos necesarios para el habla.
  • Problemas de comprensión y uso del lenguaje.
  • Problemas de voz.
  • Un tartamudeo.
  • Dificultades para tragar

¿Cuál es el trabajo de un logopeda?

El logopeda tiene que evaluar cada paciente y luego decidir y planificar la mejor manera de apoyarle y tratarles. Los pacientes pueden presentar dificultades de comunicación debido a una serie de razones.
Para el diagnóstico, los logopedas utilizan distintos tipos de información, incluyendo notas médicas y los resultados de la observación del paciente, y después discuten el problema con él.
Su evaluación se basa también en las conversaciones que han tenido con otros profesionales de salud, incluyendo médicos, enfermeras y psicólogos. También cooperan con maestros, familiares y cuidadores.
A continuación, el logopeda planifica el tratamiento. Su trabajo puede desarrollarse en varios lugares, incluyendo hospitales, clínicas y centros de salud, consultorios médicos de familia, escuelas, centros de día y el domicilio del cliente. Los logopedas pueden desplazarse por su área local para trabajar en diferentes lugares.
Los logopedas también forman a personas que tienen contacto con el paciente o que este está bajo su responsabilidad, como maestros, personal de atención en residencias de ancianos, padres y personal del hospital. Esta función educativa y preventiva es cada vez más importante.

¿Qué es la logopedia para ti?

Aquí os dejamos un vídeo estupendo sobre que resume de una forma muy bonita la profesión de logopeda.
https://www.youtube.com/watch?v=-2_Ep9UkW9o
https://www.youtube.com/watch?v=jzujiLX-hmg

¿Cuáles son las alteraciones que se trabajan desde la logopedia?


En general, los profesionales de la logopedia pueden intervenir y contribuir a la resolución de alteraciones o trastornos relativos a la deglución y a la comunicación. Los primeros son causados generalmente por enfermedades, como ictus, traumatismos craneoencefálicos, cáncer de laringe, disfunciones faciales; o bien trastornos de espectro autista (TEA), demencia o discapacidad intelectual y motriz, entre otras.

En el caso de los trastornos de comunicación, los logopedas pueden ayudar a mejorar o solucionar alteraciones del lenguaje, el habla o la voz, e incluso de la comunicación no verbal.

En cuanto al lenguaje, los profesionales de la logopedia tratan las alteraciones en la comunicación social o el trastorno de aprendizaje que afecta la lectura o la escritura.

Los logopedas también contribuyen en el tratamiento de las enfermedades del habla, como pueden ser la apraxia (un trastorno adquirido de origen neurológico que afecta la programación de los movimientos faciales para producir los sonidos del habla), la disartria (dificultad para articular sonidos y palabras debido a una parálisis) o la tartamudez. Y respecto a las alteraciones de la voz, tratan la afonía y la disfonía.
 
 
 
 

¿Qué estudiar para dedicarte a la Logopedia?


En estos momentos, la única titulación que habilita para el ejercicio la profesión regulada de la logopedia es el Grado en Logopedia, la más recomendada por el CLC.

Anteriormente solo se accedía a la profesión a través de másteres de especialización dirigidos a titulados en los ámbitos de la Psicología, la Medicina, el Magisterio o la Lingüística y luego a través de una diplomatura de tres años.

No obstante, actualmente la profesión cuenta con nuevas generaciones de graduados en Logopedia "que suben con muchísima fuerza y con una mayor autoestima profesional, hecho que sin duda revertirá en el reconocimiento social de la profesión y de los profesionales logopedas en un futuro inmediato", asegura Mireia Sala, decana del Col·legi de Logopedes de Catalunya (CLC).

De momento no existe en España ningún título de FP para trabajos auxiliares de logopedia, aunque sí títulos de FP que podrían tener alguna relación con el trabajo del logopeda, como por ejemplo la titulación de Técnico en Atención Sociosanitaria o las titulaciones de Técnico Superior en Audiología Protésica, Documentación y Administración Sanitarias, Higiene Bucodental, Educación Infantil o Interpretación de la Lengua de Signos, entre otras.

En cuanto al perfil del estudiante que desee formarse en este ámbito, tanto Sala como Argelich destacan que el alumnado que ingrese en el Grado de Logopedia debería ser competente en el ámbito comunicativo, tanto a nivel oral como escrito, para poder comunicarse eficazmente con los pacientes y familiares y con los demás profesionales.

De hecho, según el Libro Blanco del Título de Grado en Logopedia publicado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, el logopeda "debe presentar una correcta producción del habla, estructuración del lenguaje y cualidad de la voz y debe poder comunicarse correctamente en las lenguas oficiales propias de la comunidad autónoma donde ejerza la profesión".

Además, el estudiante debería ser una persona con habilidades en las relaciones interpersonales, destacando su capacidad de observar y escuchar activamente y su reconocimiento a la diversidad y la multiculturalidad; así como estar comprometido con la ética profesional.
 

Las salidas profesionales


La salida profesional mayoritaria de estos profesionales es la labor asistencial, aunque también existe la salida académica y, obviamente, la gestión, señalan Mireia Sala y Núria Argelich, decana y tesorera del CLC, respectivamente.

Según un estudio reciente donde se encuestaron 580 logopedas de toda España, la mayoría de los logopedas ejercen dentro de la práctica privada (55,4%). El resto se distribuyen entre el ámbito sanitario, el ámbito educativo (infantil, primaria y secundaria), el ámbito sociosanitario (discapacidad y mayores), la atención temprana y la docencia universitaria e investigación.

Si quieres saber más sobre la profesión del Logopeda te invitamos a consultar el Diccionario de Profesiones de Educaweb donde se explican más detalles de esta profesión. Y si estás interesado en especializarte en esta profesión, en Educaweb podrás encontrar la formación que necesitas